jueves, 16 de marzo de 2017

TODO SE PUEDE ENTRENAR, LOS PENALTIS NO SON UNA LOTERÍA

El domingo pasado Movistar Inter se proclamó campeón de la Copa de España de Fútbol sala en Ciudad Real. Lo consiguieron en la tanda de penaltis. Lo que mucha gente continúa calificando como lotería. De hecho, en sus comentarios tras el partido para La Pelota No Se Mancha así lo hacían tanto el portero como el entrenador del equipo vencedor.

Jesús Herrero: "Los penaltis han sido más lotería que nunca"

"Ha sido un encuentro bonito para el espectador, pero tenso y bronco para los jugadores. Los árbitros han estado muy bien y han sabido frenar esa emoción desmedida con tarjetas para que se viera un gran espectáculo que se ha resuelto en la lotería de los penaltis, hoy más lotería que nunca, debido a la calidad de los lanzadores"

Jesús Velasco (Movistar Inter): "Lo hemos dado todo y hemos ganado la lotería"

"He dudado en sacar el portero-jugador pero a toro pasado creo que he hecho bien porque al final hemos ganado la lotería, ya que por mucho que se diga esto no se entrena"

Pues no puedo estar menos de acuerdo con estas opiniones. Al igual que mi maestro, Juan José Rodríguez Navia (Cancho) pienso que en absoluto es una lotería. Una lotería quiere decir que todos los que compran un billete tienen las mismas oportunidades. Y en este caso en absoluto todos tienen las mismas oportunidades.

Para salir airoso de una tanda de penaltis hay que aunar una serie de capacidades tanto técnicas como mentales que se hacen realmente necesarias en momentos de alta tensión, como en una final. Y como todas, esas capacidades se pueden entrenar. Ya lo dice en su libro Toni Nadal.


De hecho, una de las cosas más parecidas a un lanzamiento de penalti es el saque en el tenis. El lanzador intenta engañar al restador, mientras que éste en muchos casos (sobre todo si el que saca es especialista en aces) intenta adivinar la dirección del saque para poder encontrar una ventaja.

Ya desde el mismo momento del sorteo elegir bien te puede dar ventaja. Estadísticamente da ventaja lanzarlo en primer lugar. ¿Por qué? Lo lógico es marcar el primer penalti, por lo tanto hay una ventaja psicológica sobre el rival porque les hace ir a remolque, con la presión de tener que marcar para igualar, no para adelantarse. 

Desde el punto de vista del lanzador del penalti la técnica de golpeo es esencial, pero no lo único. Si el penalti está bien lanzado es gol. Tanto en fútbol como en fútbol sala. ¿Qué hace que los penaltis se fallen, es decir, que se tiren mal? La tensión, la falta de confianza, el miedo a fallar... Una serie de condicionantes psicológicos que se pueden trabajar. Y no solo mentalmente, cuanta mayor es la confianza en el gesto técnico a usar mayor es la seguridad al interpretarlo y menor el peligro que se corre de fallarlo. Si no se pudiera entrenar, ¿por qué todos los entrenadores tienen unos encargados de tirar los penaltis? Pues porque hay jugadores más capacitados para anotarlos, si no se pudiera entrenar sería mejor echar a pares o nones quien los tira. ¿A que parece una tontería? Lógico, porque lo es.

No solo desde el punto de vista del lanzador. Desde el punto de vista del portero la tanda de penaltis se convierte en una lucha psicológica por adivinar donde va el golpeo del rival. El disparo es tan cercano que es imposible reaccionar a tiempo para detener el balón, por lo tanto el portero tiene tres opciones: ir a la derecha, a la izquierda o quedarse quieto esperando que el lanzador lo tire ahí previendo que el guardameta se vaya a uno de los dos lado aprovechando el contrapié. 

En esa partida de chinos en que se convierte la tanda de penaltis el portero tiene mucha menos presión, pero no está exento de ella. Ya que después de adivinar el lado tiene que estar lo suficientemente hábil como para rechazar el lanzamiento, que por lo general va muy rápido. Y ya me dirán si eso se entrena o no.

Para adivinar el lado del golpeo del lanzador están los vídeos, ya que en ese momento la seguridad del lanzamiento por parte del ejecutante es esencialy saber donde tira habitualmente es básico para adivinar el destino del lanzamiento. El scouting es cada vez más esencial en todos los aspectos del deporte, también en este caso. En el caso de que no se tengan referencias videográficas, el reconocimiento de las características de juego de cada uno de los lanzadores se convierte en una herramienta muy útil.

Si el jugador no es muy hábil técnicamente su lanzamiento suele ser fuerte al lado natural de golpeo. Si es técnico pero sin gran potencia de tiro pueden tener más control con el interior y así lanzar al lado de la pierna de golpeo. Si al jugador se le ve nervioso, con la cabeza baja... el disparo suele ser a asegurar, al lado natural, a media altura (el temor a tirarla fuera es muy fuerte) y a toda la potencia posible. Como éstas hay un montón de combinaciones que son ciertas muchas más veces de lo que se cree, lo digo por propia experiencia en la portería.

En definitiva y como prueba de esto que digo hay porteros reconocidos como "parapenaltis" como Paco Sedano y Diego Alves o in illo tempore Sergio Goycochea. Les puedo asegurar que no es suerte, es trabajo, entrenamiento y talento.






Un saludo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario