martes, 7 de marzo de 2017

ARQUITECTURA Y DEPORTE EN TIEMPOS CLÁSICOS

¿Dónde se hacía deporte en la antigüedad? ¿Había lugares específicos y edificios para acoger las competiciones?

Pues, sí. Desde muy antiguo se edificaron edificios para acoger las competiciones "deportivas" que entonces tenían un gran componente religioso. Como ejemplo típico está Olimpia.


En la primera ilustración se ve la recreación de la zona sagrada de Olimpia donde tenían lugar los Juegos Olímpicos antiguos. En la parte superior derecha se ven juntos el estadio y el hipódromo.


En la segunda se ve el estado actual del estadio donde se hacían las carreras a pie. Allí se corría la distancia del estadio (192,27 metros, solo la ida), la del diaulo (384 metros, ida y vuelta), también se corría el hoplitódromo, que era una carrera de dos estadios con el armamento de un hoplita, de ahí su nombre.



El estadio, en esta forma, se mantuvo como recinto para las carreras atléticas durante muchos siglos, como los JJ.OO. En Roma encontramos dos ejemplos de estadio. En la colina del Palatino, de donde viene la palabra palacio, encontramos un estadio que se utilizaba para el entrenamiento de la guardia Imperial.


Cerca del Tíber se edificó otro estadio por orden de Domiciano, al que le gustaba mucho la tradición griega.En la maqueta de Roma en tiempo de Constantino, que está en el EUR, se ve con claridad no lejos del Panteón.



Y aún actualmente se puede ver dando un paseo por Roma, convertido en plaza, quizás la más bonita de la ciudad y por tanto del mundo. Es la Piazza Navona.




Aún hoy, en los sótanos de los edificios colindantes se pueden ver los arcos que sostenían las gradas del estadio de Domiciano. El propio nombre de la plaza viene del estadio. Los juegos deportivos se llamaban "agones" (con la misma raíz que "agónico"), de la deformación de la frase "in agone" se llega a "Navona".

De la plaza, sus fuentes e iglesias se habló en este blog en RIVALIDADES PARALELAS (Lewis vs Powell, Bernini vs Borromini)

Siendo consecuentes con su tradición los griegos edificaron para los primeros JJ.OO. de la era moderna un estadio directamente inspirado por éstos. El Estadio Panathinaiko, una preciosidad.



Volvamos a Olimpia. A su hipódromo. En él se desarrollaban las carreras hípicas, tanto de caballos como de carros. En las carreras de caballos no se usaban sillas ni estribo (lógicamente, son un invento árabe), e inspiraron bellísimas obras de arte, como la que os muestro, que está en en Museo Arqueológico de Atenas.

Las carreras de carros eran muy populares, y fueron heredadas por los romanos. También de estas carreras hay ejemplos en la escultura, como el famoso auriga de Delfos, perteneciente a un conjunto en el que había también un carro.


Lógicamente, en Roma existe un hipódromo heredero del tipo griego, el Circo Máximo. Según algunas fuentes era capaz de albergar 200.000 personas. Ahora mismo es un magnífico parque donde se puede dar un bonito paseo entre el Palatino y el Aventino o celebrar alguna vez un título de la Roma o la Lazio, cosa que sucede muy de tarde en tarde.

En el caso de los hipódromos, el tipo se ha mantenido en los tiempos modernos, aunque ya no siempre tienen el curso ovalado. Como ejemplo, el hipódromo de Aintree, donde se corre el Grand National. O el magnífico óvalo de Indianápolis, ¿qué otra cosa es un circuito de la NASCAR sino un gran Circo Máximo? Por cierto, ¿por qué la gente sigue confundiendo circo y anfiteatro? No seguiremos por ahí. 


O sí, de hecho, el ejemplo para la gran mayoría de los recintos deportivos es el modelo del anfiteatro. ¿Qué gran estadio actual no se parece al Anfiteatro Flavio? Pues bien, nunca se utilizó para lo que ahora llamaríamos deporte. Las luchas de fieras, de gladiadores o naumaquias eran espectáculos de masas si no deportivos, sí de combate en muchos casos, pero creo un exceso llamarlos deportes. En cambio en inglés este tipo de estadios (sobre todo si son cubiertos) tienen el nombre de "Arena". Bello edificio en todo caso.




P.D.: El nombre de Coliseo (Colosseo en italiano) parece venir de la estatua colosal de Helios que había en las cercanías del anfiteatro, que en un principio tenía la cabeza de Nerón, pero que fue cambiada por aquello de la damnatio memoriae. Aunque según otras fuentes tiene más que ver con que está situado al pie del Collis Iseum, una pequeña colina romana. De todos modos prefiero llamarlo anfiteatro Flavio, Vespasiano lo merece. Habrá otra entrada sobre esto, también lo merece.

Un saludo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario